5 preguntas que debes realizar antes de aceptar un nuevo trabajo

Comenzar un nuevo trabajo implica cuestionarse varias cosas. ¿Valdrá la pena? ¿Estaré mejor ahí? ¿Cómo será el ambiente? Te cuestionas la calidad del nuevo puesto, el capital social y las ventajas y desventajas de abandonar tu posición actual. Sin embargo, es importante, ante todo, saber los beneficios que esto puede traer. Por ejemplo: los Seguros de salud: Complementario de salud

1) ¿Crees que el salario es razonable y que está en consonancia con el
puesto que te ofrecen?

Una de las tantas razones al cambiarse de trabajo es la posibilidad de un aumento de sueldo. Si eso no es así, ¿por qué arriesgarte? Irse a un nuevo lugar a trabajar implica nuevos obstáculos. Si crees que el salario corresponde a tus capacidades y experiencia, entonces vas por el camino correcto.

2) ¿Cuál es la distancia entre la empresa y
tu casa?

Es importante que valga la pena el trayecto. Si el trabajo está muy lejos de tu hogar e implica viajar dos horas, entonces el salario debería compensar eso. Si te queda muy cerca de tu casa y ahorarrás tiempo, ¡bienvenido sea! Si justo queda cerca de un metro y no debes caminar mucho, también es un plus. Si queda lejos, sólo valdrá la pena si el sueldo también es alto. Si no, terminarás perdiendo dinero en locomoción y también tiempo que podrías usar en descansar o ir al supermercado.

3) ¿Cómo es el ambiente laboral?

Llegar a una empresa nueva es como llegar a un curso nuevo. Un nuevo jefe es una nueva persona a la que te tienes que adaptar. Conocer sus mañas, sus días buenos o malos. Es comenzar todo de cero. Lo mismo con los compañeros de trabajo. Muchas veces, la llegada de alguien nuevo puede verse como competencia. No solo importa la cantidad de dinero que puedes llegar a ganar, el ambiente laboral es igual de importante. Si no estás feliz donde estás trabajando, todo será más difícil.

4) ¿La empresa ofrecerá Seguros de salud: Complementario de salud?

Enfermarse o padecer de alguna patología significa un gasto extra cada mes. Con los Seguros de salud: Complementario de salud podrás tener cobertura en la diferencia del gasto que hagas. Hay trabajos que tienen convenios bastante positivos que te permiten tener buenos descuentos en medicamentos.

5) ¿Cómo es
el horario?

Si bien nadie puede exigir su horario de trabajo, lo ideal es tener algo estable. Entrar y salir a una hora fija. De esta manera, podrás hacer con calma y constancia tus otras actividades fuera del trabajo. Si eres mamá o papá es importante tener estabilidad en el horario o flexibilidad en caso de que suceda algún accidente en casa o en el colegio.

Si estás frente a un contrato de un nuevo trabajo, es importante que te hagas todas estas preguntas. Al fin y al cabo, el beneficiado debes ser tú. El ambiente laboral, las relaciones sociales, el sueldo al final del mes y los seguros complementarios de salud forman parte fundamental de los cuestionamientos que debes realizar antes de firmar el papel.