Pensando en tu pensión: ¿vale la pena cambiarse de AFP?

El tema de las pensiones en nuestro país no ha dejado de tener gran interés en los trabajadores de todas las edades. La preocupación por el futuro monto de las pensiones es una preocupación transversal que ha motivado a miles de personas a poner mayor atención a este ítem.

1La pregunta entonces, considerando tu actual renta y tus expectativas de salario en el mediano plazo, es: ¿por qué deberías cambiarte de AFP? Analizando la información recolectada sobre el tema tratamos de darle una respuesta a esta interrogante.

Cambiarse de administradora: ¿sí o no?
En el último tiempo el tema de las comisiones cobradas por las administradoras de fondos de pensiones se ha vuelto relevante en la decisión de cambiar o no de compañía.

Las comisiones son el monto que estas instituciones cobra por el servicio de administración de fondos que realizan. Este tipo de retribución es fijada de forma libre en base a un porcentaje del sueldo imponible. En el mercado actual estas van desde el 1,54 por ciento hasta el 0,41 por ciento.

Por eso no da lo mismo en cuál AFP un trabajador se encuentre afiliado. ¿Por qué? Pues porque al tener una comisión más baja que la actual, es menos el monto de retención de la remuneración imponible, y por lo tanto el sueldo líquido del afiliado aumenta de manera automática.

Debido a esto el trabajador debe poner atención sobre con cuál administradora prefiere mantener sus ahorros, ya que las comisiones varían. Actualmente el mercado se encuentra divido de la siguiente forma: Provida 1,45 por ciento, Cuprum 1,48 por ciento, Capital 1,44 por ciento, Habitat 1,27 por ciento, Modelo 0,77 por ciento y Planvital 0,41 por ciento.

Pero entonces, si la conveniencia depende del valor de la comisión, ¿por qué los afiliados no se encuentran agrupados en la compañía más barata? Esto ocurre porque hay otros ítems a considerar, como las rentabilidades obtenidas y el servicio al cliente que ofrecen.

3 consejos para aumentar tu pensión

Si ya tomaste lápiz, papel y calculadora para sacar cuentas sobre el monto de tu pensión – considerando el ahorro actual y sus proyecciones – hay dos posibilidades: o estás conforme o te encuentras al borde del pánico. Si perteneces al segundo grupo, ¡tranquilo! En las siguientes líneas encontrarás tres útiles consejos para aumentar dicha cifra y tener la vejez que mereces.

1. Cambia tu fondo de inversión. Las AFPs manejan tu dinero en distintas formas, procurando que éste tenga una mejor rentabilidad. Las inversiones están asociadas a uno de los 5 multifondos existentes (A-B-C-D-E), siendo tú quién determina a cuál ingresa tu ahorro. El fondo A implica mayor riesgo, ya que realiza operaciones en el extranjero; mientras que en el E el riesgo es mínimo, ya que es dinero que se gestiona al interior de nuestro país. Obviamente, mientras más riesgoso sea, mayores serán las posibilidades de obtener ganancias.

Si quieres ser un estratega de las finanzas y jugar con tus ahorros a conveniencia, infórmate de manera oportuna y fidedigna respecto de cuáles son los fondos más rentables, para así cambiarte las veces que quieras. ¡Aprovecha las oportunidades que el mercado te brinda!

2. Ahorro Previsional Voluntario. Este producto financiero nos cayó del cielo, ya que constituye un monto que – sumado a la cotización legal – dará como resultado una pensión más favorable y acorde con nuestras necesidades. Al contratarlo, recibirás una completa asesoría a fin de lograr “tu cifra”, aquella que te permita disfrutar tranquilamente los últimos años de tu vida.

Si ésta es tu opción, tomará relevancia la institución a la que confíes este ahorro. Consorcio, por ejemplo, dispone de un producto único en su clase, llamado APV Fondo Experto. Este ahorro combinará tu inversión según tu perfil de riesgo (renta variable o fija), con lo que sin ser un erudito en gestión financiera, tendrás la certeza de que tu dinero se estará manejando como mejor te favorezca.

Otro beneficio del APV Fondo Experto es que contarás con la más completa asesoría orientada a resolver todas tus dudas, para así guiarte a adoptar las mejores determinaciones. Y es que un tema tan importante como éste, debe estar en manos de especialistas.

3. Invertir en un inmueble: Si tu situación actual es más bien holgada, nunca será mala idea adquirir un bien raíz. Con él, te asegurarás de recibir un monto fijo mes a mes, que complementará ostensiblemente tus ahorros. Sólo debes escoger una ubicación céntrica, cómoda y económica, a fin de aumentar el interés de potenciales arrendadores.

Y tú, ¿qué idea prefieres? ¿Cambiar tu multifondo, contratar APV Fondo Experto o la compra de un inmueble?