Informe de confianza U. San Sebastián: Partidos, AFP e Isapres son los peores evaluados

Una interesante realidad es la que refleja el último estudio de percepción de confianza ciudadana, elaborado por la Universidad San Sebastián, que da cuenta de la crisis de representatividad y reputación que varias instituciones viven en la actualidad.

32El Centro de Derecho y Sociedad, de  la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad San Sebastián (PUBLICUSS), realizó su estudio de percepción de la confianza a 27 instituciones con la idea de identificar qué sucede en Chile en términos de confianza, cercanía y poder entre los organismos y la ciudadanía.

El sondeo fue realizado en un momento delicado para la confianza entendida como bien público, y que ha mermado fuertemente por los casos de corrupción conocidos por la opinión pública. A esto se suma que el 2017 es un año clave para estos temas por las próximas elecciones presidenciales.

Partidos políticos, AFP e Isapres reprueban el examen

La metodología utilizada por el estudio invita al público a poner una nota entre 1.0 y 7.0 a diferentes instituciones de relevancia en el país. A partir de ello se pueden generar evaluaciones y promedios para determinar cuál es la “nota” que obtuvieron frente al público.

Los resultados entregaron un 2.5 para los partidos políticos, un 2.7 para la Cámara de Diputados, y un 2.8 que comparten tanto las AFP como las Isapres. De esta forma, este grupo de instituciones se transforma en las que los chilenos menos confían a nivel público.

Puede ser preocupante que los  chilenos estemos desconfiando de los políticos, quienes tienen la responsabilidad de dirigir los anhelos políticos y de mejoras en el país para la ciudadanía, pero se torna aún más preocupante que las AFP y las Isapres, instituciones de seguridad social, también hayan perdido su reputación frente a sus beneficiarios.

Recordemos que las AFP no sólo cumplen con el rol de administrar los fondos de pensiones, sino que también las cuentas de ahorro voluntario y de fondo de ahorro de indemnización.

¿Cómo percibe la ciudadanía a las AFPs?

Las AFPs se mueven en tonalidades blanco y negro en relación a cómo la ciudadanía las percibe en distintos temas. Así lo reflejó un importante informe elaborado por el Centro de Derecho Público y Sociedad, de la Universidad San Sebastián, donde expuso a 27 instituciones para medir sus variables de confianza, cercanía y poder.

En este sentido, en la línea de 1.0 a 7.0, las administradoras de fondos de pensiones estuvieron por debajo de la calificación 4.0, es decir nota deficiente. Para las AFP la ponderación promedio fue de 2.8, estableciéndose dentro de las instituciones chilenas que generan desconfianza en la opinión pública.

En específico, el malestar más generalizado está ubicado en el segmento de los adultos mayores de los estratos sociales D y E, los adultos jóvenes de los sectores D y E, y en una última línea los adultos mayores C3.

Claves sobre la indemnización a todo evento

6La denominada indemnización sustitutiva a todo evento está directamente relacionada a la indemnización por años de servicio. El Código del Trabajo reconoce por medio de su legislación la posibilidad de que el trabajador y el empleador logren concretar un acuerdo que se active a todo evento. Por lo tanto, este tipo de indemnización sería exigible cualquiera sea la causa de término del contrato de trabajo.

Según el Código del Trabajo, ” las partes podrán, a contar del inicio del séptimo año de la relación laboral, sustituir la indemnización que allí se establece por una indemnización a todo evento, esto es, pagadera con motivo de la terminación del contrato de trabajo, cualquiera que sea la causa que la origine, exclusivamente en lo que se refiera al lapso posterior a los primeros seis años de servicios y hasta el término del undécimo año de la relación laboral”.

Por lo tanto, durante los primeros seis años en que la persona se desempeñe como trabajador queda sujeto al régimen legal aplicable según el Código del Trabajo, y que estipula la indemnización correspondiente por años de servicio. Es luego del séptimo año en que ambas partes pueden acordar la indemnización a todo evento.

¿Cuándo procede esta indemnización?
Hay que aclarar que este tipo de indemnización debe ser acordada de mutuo acuerdo tanto por el trabajador como por su empleador, en ningún caso opera de forma automática luego de los siete años de trabajo.

Como otro tipo de acuerdos, debe refrendarse por medio de un documento escrito.

¿Cómo funciona?
El financiamiento de la indemnización se realiza con un fondo ahorrado por el empleador, el que debe depositarse mes a mes a modo de ahorro de indemnización AFP. Por lo tanto, con la firma del contrato también se debe proceder a abrir una cuenta para dichos fines en la administradora en la que el afiliado se encuentra afiliado.

El aporte no puede ser menor a un 4,11 por ciento de las remuneraciones mensuales imponibles que el trabajador mantenga a la fecha en que firmó el acuerdo, y tampoco puede ser mayor a un 8,33 por ciento de éstas.

Lo que debe considerar sobre los excesos de AFP

El tope legal de imposición es del 10% del sueldo de un trabajador y cuyo dinero es administrado por las AFP. Este monto, aportado mes a mes, es invertido en distintos instrumentos en el mercado bursátil y genera dividendos para la pensión de cada afiliado.

Cuando el límite de cotización es superado se generan excesos, los cuales pueden ser cobrados por los usuarios. Existe un desconocimiento para el tema, por lo que generalmente son las propias AFP las que hacen los llamados a los clientes a informarse de estos temas.

En definitiva, el exceso se genera cuando un trabajador cotiza de forma independiente más de una vez en el sistema. Por ejemplo, si gana un monto, y de ese monto bruto se obtiene el 10% legal, pero realiza trabajos independientes donde se le añade un 10% adicional, se genera el exceso.

El camino para que tus cercanos sean los beneficiarios de tus fondos previsionales

32Alrededor de las cuentas de previsión y los distintos productos pensados para la seguridad social hay un manto de dudas sobre el destino de los dineros una vez muerto el titular. ¿Quién se queda con el dinero de tantas décadas ahorradas si el titular repentinamente fallece en un siniestro?

En busca de aclarar un poco el panorama, a continuación se describen los requisitos y trámites necesarios a fin de asegurar la permanencia de dichos montos en manos de los beneficiarios familiares de estas enormes sumas de dinero.

Aunque para muchos es desconocido, el dinero reunido en una cuenta de capitalización individual puede transformarse en una herencia. Sin embargo, esto sólo se da en situaciones específicas:

-Cuando el afiliado se mantiene como trabajador activo y fallece a causa de un accidente laboral o enfermedad profesional.
-Cuando el afiliado se mantiene activo como trabajador y no tiene beneficiarios de pensión de sobrevivencia.
-Cuando la persona sea pensionada con retiro programado o con renta temporal de terceros.

Por su parte, los montos en ahorro que resguarda la AFP y que pueden constituir herencia son:

-Fondos acumulados en la cuenta de capitalización individual y en otras alternativas de ahorro previsional como el APV y cuenta 2.
-Fondos acumulados en Ahorro Previsional Voluntario y depósitos convenidos.
-Fondos pertenecientes al fondo de ahorro de indemnización.

Posesión efectiva
Quienes tienen derechos sobre estas cuentas serán determinados tras el fallecimiento de la persona ateniéndose a las reglas generales por causas de muerte contenidas en el Código Civil.

En cuanto a los requisitos para ser beneficiario, se deben tener ciertas consideraciones:

-Los fondos que están destinado a la herencia se pagarán a los herederos del afiliado fallecido, previa presentación del auto de posesión efectiva.
- Al cónyuge, padres e hijos legítimos del afiliado no se les solicitará presentar la posesión efectiva para retirar los fondos que constituyan herencia.

Sepa dónde van sus fondos previsionales en caso de muerte

¿Qué pasa con todos mis fondos de ahorro en caso de accidente con consecuencia fatal? Puede que la duda haya rondado alguna vez en la cabeza de muchos. El sistema de previsión permite que el afiliado seleccione un beneficiario que asuma el cobro del ahorro acumulado durante los años de trabajo, como si fuera una herencia.

Esto ocurre cuando el afiliado se mantiene como trabajador activo y fallece producto de un accidente laboral o enfermedad profesional. Además, cuando no tiene beneficiarios de pensión de sobrevivencia y cuando está cobrando pensión con retiro programado o renta temporal de terceros.

La persona que hereda los montos está determinada por el Código Civil y se determina tras la muerte. Generalmente está asociado a cónyuge e hijos. Debe acreditar posesión efectiva inscrita en los registros en caso de montos mayores a 5 UF anuales.