Tres aspectos a tener en cuenta para crear tu empresa

negociosLos estudios señalan que cada día son más las personas que buscan emprender, desarrollan sus ideas y optan por dejar de ser empleados para ser sus propios jefes y manejar un negocio propio. Pero una idea no basta para emprender un negocio, hay que tener ciertas capacidades, tanto habilidades técnicas como blandas para sacar adelante una idea de este tipo.

Cuando inicias un negocio propio debes tener en cuenta que éste puede ser muy exitoso pero también está siempre presente la posibilidad de fracasar. Por eso hay que mantener los pies sobre la tierra y desarrollar ideas aterrizadas para evitar caer en problemas que más adelante pueden tener serias consecuencias.

A continuación te entregamos unos importantes consejos de aspectos que debes tener en cuenta si estás pensando en crear tu propia empresa:

Formación en administración de empresas, o asesoría. No es necesario ser un licenciado en administración de negocios para formar una empresa, eso es cierto, sin embargo si tu no tienes los conocimientos necesarios para ejecutar labores administrativas y financieras, los recursos serán utilizados de forma indiscriminada y eso es fracaso seguro en cualquier emprendimiento. Por eso, sino tienes la formación, deberás invertir en asesoría de alguien que sí la tenga.

Presupuesto. El presupuesto al iniciar un negocio suele ser uno de los principales problemas, por eso debes asegurarte de contar con lo suficiente para dar el puntapié inicial al negocio. Opciones para competar la cantidad necesaria existen muchas, desde el aporte personal, tuyo y de familiares, hasta los fondos concursables de índole privado y estatal, además de los créditos en bancos, cooperativas y otras entidades financieras.

Proyección. La idea de todo negocio cuando inicia es que sea escalable, es decir que a medida que se hacen las cosas bien y hay éxito éste puede crecer y transformarse en una gran empresa. Por eso, cuando hagas tu plan de negocios, debes considerar este aspecto y tener una proyección a mediano y largo plazo respecto de qué quieres lograr con tu empresa.