Los desafíos que esperan a las AFP

GenteCon la llegada del cambio en la cabecera de la presidencia de la Asociación de AFP se pone en discusión cuál es la responsabilidad que como socios tienen cada una de las empresas en medio de la actual situación de cuestionamiento al sistema previsional. Mucho de él, sin embargo, se basa en el desconocimiento que la ciudadanía y los cotizantes tienen de él.

Por supuesto se hace complicada una generalización sobre el conocimiento que tiene la gente sobre el conocimiento profundo de los diferentes aspectos del sistema de AFP, se vuelve difícil de sostener que un número tan significativo de usuarios mantenga un desconocimiento de estas proporciones sobre los temas fundamentales que atraviesan al sistema, como por ejemplo a quién pertenecen los fondos de pensiones.

Entonces, más allá de los esfuerzos por dar a conocer los beneficios del sistema, y entregar mayor información y acceso a las personas, lo que se necesita desde las AFP es un esfuerzo comunicacional aún mayor, que se dirija hacia una comunicación más fluida con sus cotizantes.

Una realidad sobre la cual hacerse cargo
A pesar de esta realidad, tampoco se puede atribuir la causa de este malestar a sólo un cúmulo de desinformación por parte de la ciudadanía, ya que esto es solo una de las características básicas del diagnóstico.

El ataque que han recibido las administradoras se basa en un problema real que es la insuficiencia en el monto de las pensiones, lo que ha generado una disconformidad genera frente al sistema mismos. Sus opositores, oportunamente bien informados, han aprovechado la coyuntura para encausar el descontento en reformas.

A tiempo entonces, son las acciones implementadas por las AFP en distintos ámbitos como el lobby, sus estrategias económicas y comunicacionales. Por ejemplo, la decisión de un par de actores del sistema que rebajaron sus comisiones con la promesa explícita de aumentar tu sueldo es una de las soluciones que se ha beneficiado de esta crisis, así como también algunas de las campañas comunicacionales que pretenden desmentir ciertos mitos y errores sobre lo que el modelo es.

Los desafíos de las AFP en tiempos de críticas

Lo cierto es que en los últimos diez años las AFP han sido duramente cuestionadas, motivando incluso comisiones extensas de parte del gobierno para buscar una alternativa al modelo, y una reforma previsional que se aproxima.

Ante ello, lo que resalta para los organismos es que los esfuerzos se deben centrar las estrategias comunicacionales dirigidas a sus afiliados, complementando las labores de información, acceso y facilitación de datos al usuario, con un llamado más cercano y de pertenencia sobre los beneficios del sistema.

Las AFP deben entender que la imagen para la ciudadanía se ha visto dañada, por lo que deben reinvertir la diplomacia con la que se comunican con sus usuarios, para concretar un mensaje más directo, que vaya en la línea de desmentir ciertos dichos, mitos generalizados, y errores que se han malentendido y masificado en la población local.