Sernac detectó diferencias considerables en créditos hipotecarios

ahorro_viviendaSe ha hablado mucho por estos días de un boom de los créditos hipotecarios, de las tasas históricamente bajas, de aprovechar la oportunidad antes de que entre en vigencia la reforma, etc.

Lo cierto es que mientras muchas familias se apuran ahorrando todo lo que pueden en su cuenta de ahorro para la vivienda, alguien tiene que vigilar que efectivamente la oferta bancaria sea tan fantástica como se ve.

De esta vigilancia se encargó el Servicio Nacional del Consumidor, Sernac. En un estudio de mercado, realizado entre el 16 y el 20 de junio, el organismo detectó diferencias considerables -de hasta un 19%- entre las diversas entidades financieras que ofrecen créditos hipotecarios.

Esta diferencia se refiere al valor final que paga un deudor, incluidos los intereses y seguros obligatorios asociados, como por ejemplo, los seguros de desgravamen, de incendio y de sismos.

Tomando como ejemplo un crédito hipotecario de 1.500 UF (poco más de 36 millones de pesos), en un plazo de 20 años, la brecha del costo total del crédito fluctuó entre 2.214 UF (poco más de 53 millones de pesos) y 2.632 UF (63 millones de pesos y algo más).

Otra diferencia considerable fue la Carga Anual Equivalente o CAE, que es el porcentaje o costo anual equivalente para el pago de una deuda, lo que incluye tasa de interés, plazo, seguros asociados y gastos por productos o servicios voluntariamente contratados. Este indicador mostró diferencias del 49%, lo que quiere decir que un deudor hipotecario puede estar pagando un CAE entre el 4,19% y 6,25% anual por un crédito hipotecario como el mencionado anteriormente en el ejemplo (1.500 UF).

Enfocándose en el pago mensual a realizar por el crédito hipotecario, es decir, el dividendo al solicitar un crédito hipotecario a tasa fija, las instituciones analizadas mostraban un piso de 9,32 UF, aproximadamente $223 mil, y un techo de 10,96 UF o casi $262 mil mensual, lo que da paso a una brecha cercana al 18%.

¿Cómo actuar ante la diferencia en créditos?

Ante estas grandes diferencias entre los créditos hipotecarios, el Sernac recomienda a los consumidores que antes de pensar en cualquier financiamiento de sus deudas, cotizar bien las opciones de crédito que tengan, así como refinanciar su deudas si es necesario.

En cuanto a esto último, cabe recordar que el pacto de un nuevo crédito solo es conveniente cuando la nueva tasa ofertada sea al menos un 0,5% menor a la que está vigente, o bien cuando el ahorro supera los $12 mil respecto del anterior dividendo.

¿Por qué? Básicamente, porque los costos operacionales que implica un cambio son de al menos, $800 mil, sin contar por supuesto, la comisión de prepago que pueden cobras las instituciones bancarias en estos casos.

Lo que debes saber antes de adquirir una propiedad

La casa propia es un sueño por el cual muchas familias se esfuerzan durante años juntando dinero en una cuenta de ahorro para la vivienda. Por otra parte, quieres se independizan tienen como meta fundamental conseguir en el mediano o largo plazo una casa o departamento.

ahorro_viviendaY es que ser dueño de un espacio propio, o por lo menos estar pagando mensualmente algo que a la larga será propio, permite enfocar esfuerzos en nuevas metas, ya sea el auto, la familia grande e incluso una segunda propiedad.

Algo a considerar es que a medida que pasan los años el valor de las propiedades se incrementa y si bien esto significa que mientras más se tarde, más deberá pagar por su casa, también significa que esa inversión será más rentable dentro de unos años.

Tips para conseguir la casa propia

En el proceso que implica la adquisición de una propiedad, algo muy importante es contar con una libreta de ahorro para la vivienda. En ella se podrá guardar de forma segura el dinero destinado al objetivo, le permitirá trazarse metas y guardar lo que necesita de forma ordenada e incluso poniéndose trabas a usted mismo para que no se tiente de tomar ese dinero para otras cosas. .

Teniendo esto en cuenta, es importante que tenga claros algunos aspectos si está pensando en abrir una libreta de ahorro para la vivienda y/o solicitar un crédito hipotecario.

Opciones de financiamiento: en el caso de las familias vulnerables del país, éstas pueden optar a los diferentes subsidios habitacionales que tiene el Estado, el que se debe complementar con un crédito hipotecario para adquirir propiedades de un valor superior al subsidio recibido.

Para quienes no pueden acceder a este beneficio, las entidades bancarias ofrecen créditos hipotecarios con hasta 100 por ciento de financiamiento, aunque las mayores facilidades se dan cuando la persona ya cuenta con dinero ahorrado, por eso es mejor juntar al menos el 10 por ciento de lo que cuesta la propiedad en la que están interesados.

Comparación y estudio de la propiedad: independientemente de si eligen un departamento o una casa, hay que analizar muy bien las condiciones del inmueble y de la ubicación. Esta no es una inversión menor por lo tanto hay que estar muy seguros de invertir, los que pueden ser ahorros de toda una vida, en algo que realmente valga la pena.

Si la propiedad es usada y no está en las mejores condiciones, tendrá que considerar un presupuesto extra para realizar los arreglos que necesita. Además, hay que cuidar que el valor de la propiedad sea realista respecto a las condiciones en que se encuentra ésta: no puede pagar como nueva una casa que posee grietas o problemas de infraestructura.