Los desafíos que esperan a las AFP

GenteCon la llegada del cambio en la cabecera de la presidencia de la Asociación de AFP se pone en discusión cuál es la responsabilidad que como socios tienen cada una de las empresas en medio de la actual situación de cuestionamiento al sistema previsional. Mucho de él, sin embargo, se basa en el desconocimiento que la ciudadanía y los cotizantes tienen de él.

Por supuesto se hace complicada una generalización sobre el conocimiento que tiene la gente sobre el conocimiento profundo de los diferentes aspectos del sistema de AFP, se vuelve difícil de sostener que un número tan significativo de usuarios mantenga un desconocimiento de estas proporciones sobre los temas fundamentales que atraviesan al sistema, como por ejemplo a quién pertenecen los fondos de pensiones.

Entonces, más allá de los esfuerzos por dar a conocer los beneficios del sistema, y entregar mayor información y acceso a las personas, lo que se necesita desde las AFP es un esfuerzo comunicacional aún mayor, que se dirija hacia una comunicación más fluida con sus cotizantes.

Una realidad sobre la cual hacerse cargo
A pesar de esta realidad, tampoco se puede atribuir la causa de este malestar a sólo un cúmulo de desinformación por parte de la ciudadanía, ya que esto es solo una de las características básicas del diagnóstico.

El ataque que han recibido las administradoras se basa en un problema real que es la insuficiencia en el monto de las pensiones, lo que ha generado una disconformidad genera frente al sistema mismos. Sus opositores, oportunamente bien informados, han aprovechado la coyuntura para encausar el descontento en reformas.

A tiempo entonces, son las acciones implementadas por las AFP en distintos ámbitos como el lobby, sus estrategias económicas y comunicacionales. Por ejemplo, la decisión de un par de actores del sistema que rebajaron sus comisiones con la promesa explícita de aumentar tu sueldo es una de las soluciones que se ha beneficiado de esta crisis, así como también algunas de las campañas comunicacionales que pretenden desmentir ciertos mitos y errores sobre lo que el modelo es.

Los desafíos de las AFP en tiempos de críticas

Lo cierto es que en los últimos diez años las AFP han sido duramente cuestionadas, motivando incluso comisiones extensas de parte del gobierno para buscar una alternativa al modelo, y una reforma previsional que se aproxima.

Ante ello, lo que resalta para los organismos es que los esfuerzos se deben centrar las estrategias comunicacionales dirigidas a sus afiliados, complementando las labores de información, acceso y facilitación de datos al usuario, con un llamado más cercano y de pertenencia sobre los beneficios del sistema.

Las AFP deben entender que la imagen para la ciudadanía se ha visto dañada, por lo que deben reinvertir la diplomacia con la que se comunican con sus usuarios, para concretar un mensaje más directo, que vaya en la línea de desmentir ciertos dichos, mitos generalizados, y errores que se han malentendido y masificado en la población local.

 

La propuesta para subir hasta un 20% las pensiones en un corto plazo

39En una columna de opinión publicada por el Centro de Investigación Periodística CIPER, el académico de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile, Ramón López, plantea una solución a corto plazo que podría aumentar las jubilaciones actuales en el corto plazo.

El académico menciona que en las últimas semanas se han multiplicado los cuestionamientos a las Administradoras de Fondos de Pensiones, lo que motivó al propio gobierno a levantar una batería de reformas con la idea de mejorar las pensiones entregadas por las AFP.

Sin embargo, para López, esta no es la única vía para lograr dichas soluciones, y a continuación plantea su propia idea para mejorar el modo en cómo se realiza el reparto de la previsión: cambiar a los administradores de los fondos, sustituyendo a las AFP por organizaciones sin fines de lucro que se hagan cargo del actual manejo del sistema que hasta hoy se desarrolla.

Su postura destaca lo tremendamente rentable que es el negocio de la administración de fondos de pensión en la actualidad: durante los últimos años las empresas a cargo han generado utilidades netas de 900 millones de dólares por año, lo que implica una tasa de retorno que se eleva por el 26 por ciento. Esta cifra ya tiene descontada el pago de sueldos en estas empresas y altos bonos pagados a los ejecutivos de AFP.

Una propuesta de corto plazo para un escenario complejo
Esta idea presentada por el académico de la Universidad de Chile se suma a una serie de actores que han planteado la necesidad de reformular y hacerse cargo de los problemas del sistema a través de soluciones concretas.

Las AFP, por su parte, han iniciado distintas acciones para atraer a los afiliados y entregarles seguridad sobre el manejo de sus fondos. Por ejemplo, algunas de ellas han rebajado el porcentaje de cobro de comisiones, con el fin de encontrar una fórmula que aumente tu sueldo, también en el corto plazo.

El método para subir porcentualmente la pensión

En el corto plazo una pensión podría incrementarse en un 20%. Ésa es la propuesta realizada por el académico Ramón López, quien plantea reinvertir los roles de la entidades que se encargan de administrar los fondos de pensión.

En este sentido, apunta que las AFP pasen a ser organizaciones sin fines de lucro, respaldando su hipótesis en las enormes ganancias de las administradoras en los últimos 30 años. De esta forma, continúa, las reparticiones lograrían ser más equitativas en cuando a ganancias y pérdidas.

El tema de reformular el sistema previsional en Chile se ha manifestado con fuerza, mientras que por el lado de las AFP, han cambiado su estrategia de negocio, con el fin de atraer a nuevos afiliados, buscando brindar seguridad sobre el comportamiento y rentabilidad de sus fondos, mientras ofrecen rebajas en comisiones, y fórmulas para aumentar sueldo y pensión.

La brecha salarial entre hombres y mujeres cotizantes se sigue acortando

sueldo38Según datos de la Superintendencia de Pensiones tomados de octubre pasado, las mujeres que cotizan en el sistema de AFP están ganando noventa y seis mil pesos menos que los hombres cotizantes. Si bien la cifra sigue siendo bastante importante, la brecha salarial existente entre géneros se ha acortado bastante durante el último año.

Los datos de la Superintendencia señalan que las mujeres tienen ingresos imponibles que llegan a ser 12,3 por ciento menos que los de los hombres. Esta diferencia puede verse como positiva ya que da cuenta de la brecha más baja desde julio del año 2011, periodo en que las mujeres estaban ganando 11,5 por ciento menos que los hombres.

Otro aspecto a destacar es que los ingresos de los cotizantes en el sistema de las administradoras de fondos de pensiones han aumentado de forma sostenida en el tiempo. Por ejemplo, el sueldo imponible de los hombres ha llegado a los $788.100 pesos promedio, mientras las mujeres llegan a casi los $700 mil.

Una tendencia sostenida
Durante el periodo de 1990-1995, la diferencia de salario entre hombres y mujeres era aún mayor, ya que los salarios femeninos eran 24% más bajos. La relación de reducción de esta brecha se ha establecido a lo largo de los años hasta llegar hasta nuestros días.

Algunos de los fenómenos que podrían explicar este acortamiento de la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres puede ser el mismo escenario económico del país, donde los salarios de las mujeres han crecido a tasas constantes en el tiempo. Los hombres, en cambio, han experimentado un ritmo de crecimiento menor.

Oportunidades sobre cómo aumentar tu sueldo están a la par de esta nueva realidad económica, donde las personas tienen la opción de escoger la compañía que les prometa menores costos por comisión. Así, el monto de la renta líquida puede verse mejorada de acuerdo a los porcentajes que comisión que cada AFP cobre.

Se acorta brecha salarial 

Si bien queda camino por recorrer para llegar a una base de equidad completa, lo cierto es que la brecha salarial entre los trabajadores y trabajadoras se sigue acortando.

Así lo aseguró en su informe la Superintendencia de Pensiones de Chile, que midió los últimos índices de cotización previsional de la ciudadanía, para establecer que las mujeres en la actualidad están concentrando una remuneración cercana a los 90 mil pesos menos que un hombre, un 10% según los promedios oficiales. Un importante avance, tomando en cuenta que hace dos décadas la diferencia era superior al 25%.

Las explicaciones de esta tendencia estarían ligadas a situaciones como oportunidad para aumentar el sueldo, según la AFP que seleccione afiliarse, ya que la persona tiene la opción de escoger la administradora que prometa menos costos por comisión y, por ende, subir la remuneración líquida mensual.