Claves sobre la indemnización a todo evento

6La denominada indemnización sustitutiva a todo evento está directamente relacionada a la indemnización por años de servicio. El Código del Trabajo reconoce por medio de su legislación la posibilidad de que el trabajador y el empleador logren concretar un acuerdo que se active a todo evento. Por lo tanto, este tipo de indemnización sería exigible cualquiera sea la causa de término del contrato de trabajo.

Según el Código del Trabajo, ” las partes podrán, a contar del inicio del séptimo año de la relación laboral, sustituir la indemnización que allí se establece por una indemnización a todo evento, esto es, pagadera con motivo de la terminación del contrato de trabajo, cualquiera que sea la causa que la origine, exclusivamente en lo que se refiera al lapso posterior a los primeros seis años de servicios y hasta el término del undécimo año de la relación laboral”.

Por lo tanto, durante los primeros seis años en que la persona se desempeñe como trabajador queda sujeto al régimen legal aplicable según el Código del Trabajo, y que estipula la indemnización correspondiente por años de servicio. Es luego del séptimo año en que ambas partes pueden acordar la indemnización a todo evento.

¿Cuándo procede esta indemnización?
Hay que aclarar que este tipo de indemnización debe ser acordada de mutuo acuerdo tanto por el trabajador como por su empleador, en ningún caso opera de forma automática luego de los siete años de trabajo.

Como otro tipo de acuerdos, debe refrendarse por medio de un documento escrito.

¿Cómo funciona?
El financiamiento de la indemnización se realiza con un fondo ahorrado por el empleador, el que debe depositarse mes a mes a modo de ahorro de indemnización AFP. Por lo tanto, con la firma del contrato también se debe proceder a abrir una cuenta para dichos fines en la administradora en la que el afiliado se encuentra afiliado.

El aporte no puede ser menor a un 4,11 por ciento de las remuneraciones mensuales imponibles que el trabajador mantenga a la fecha en que firmó el acuerdo, y tampoco puede ser mayor a un 8,33 por ciento de éstas.

Lo que debe considerar sobre los excesos de AFP

El tope legal de imposición es del 10% del sueldo de un trabajador y cuyo dinero es administrado por las AFP. Este monto, aportado mes a mes, es invertido en distintos instrumentos en el mercado bursátil y genera dividendos para la pensión de cada afiliado.

Cuando el límite de cotización es superado se generan excesos, los cuales pueden ser cobrados por los usuarios. Existe un desconocimiento para el tema, por lo que generalmente son las propias AFP las que hacen los llamados a los clientes a informarse de estos temas.

En definitiva, el exceso se genera cuando un trabajador cotiza de forma independiente más de una vez en el sistema. Por ejemplo, si gana un monto, y de ese monto bruto se obtiene el 10% legal, pero realiza trabajos independientes donde se le añade un 10% adicional, se genera el exceso.

Scotiabank respalda idea de que el 5% adicional sea administrado por las AFP

5En la discusión que ha surgido por la administración del 5 por ciento adicional de cotización propuesto por el gobierno, con cargo para el empleador, un gran espaldarazo han recibido las administradoras por parte del banco Scotiabank Chile.

Uno de los pilares en el proyecto de mejora para el sistema previsional es este aumento del 5 por ciento de cotización para los trabajadores, y con ello ha comenzado un debate sobre a quién le cae responder por la administración de esos recursos como ahorro previsional. Por un lado las AFP alegan que al igual que el resto de los ahorros, ellas deberían hacerse cargo de esa responsabilidad, mientras el gobierno pretende que estos montos queden en manos de una institución independiente.

A la discusión entró al ruedo el banco Scotiabank Chile, quien salió a respaldar la idea de que el 5 por ciento adicional tiene que ser traspasado a las AFP. Esta posición fue claramente anunciada por el CEO  y country head de la compañía, Francisco Javier Sardón.

En una entrevista concedida a El Mercurio, el ejecutivo dijo que Scotiabank piensa que el 5 por ciento adicional debe quedarse en el sistema de pensiones privado. Además, descartó que el desempeño de las administradoras sea la razón de la crisis que el sector vive por estos días, ya que los rendimientos se corresponden a las rentabilidades que el mercado pudo haber logrado.

Factores y un servicio más allá de las pensiones
En esa línea, director ejecutivo de Scotiabank Chile manifestó que las administradoras de fondos de pensiones no han hecho mal su trabajo, y que el problema de los bajos montos de pensión en el país se debe a lagunas previsionales de los trabajadores por un lado, y al aumento en las expectativas de vida en el país por otro. Ambos escenarios son reconocidos como factores que afectan negativamente en las jubilaciones.

Hay que recordar además que las AFP cumplen su cometido ofreciendo otro tipo de productos complementarios, como el ahorro de indemnización AFP, depósitos convenidos y cuentas de ahorro voluntarias.

La discusión en torno al 5% adicional de cotización

El triunfo en las elecciones presidenciales de Sebastián Piñera, candidato opositor, pone también en debate el tema del 5% adicional de cotización en la AFP, donde la propuesta oficialista es que sea administrado por un ente público, paralelo a las administradoras denominado Consejo de Ahorro Previsional.

El anuncio provocó una acalorada discusión entre diversos sectores, esto porque el presidente electo se ha mostrado a favor de reformular la decisión del actual gobierno, mientras que el bloque oficialista busca aprobar la normativa antes que culmine el mandato de Michelle Bachelet.

Las AFP han manifestado que la idea de interponer un organismo nuevo a administrar los dineros extras para los cotizantes generaría un gasto enorme e innecesario en los tiempos que enfrenta el país. Por su defecto, siguen en la tendencia que deberían ser las propias AFP las que organicen este 5% adicional.

Conociendo más sobre las cuentas de ahorro de indemnización

31Las cuentas de ahorro de indemnización AFP son figuras de capitalización independientes de la cuenta previsional individual en el que mes a mes los cotizantes depositan para su pensión.

La Cuenta de Ahorro de Indemnización es obligatoria para todos los trabajadores y trabajadoras de casa particular, junto a los trabajadores que a contar del 1 de diciembre de 1990 decidan pactar con su empleador una indemnización ante todo evento, que vendría a sustituir la indemnización legal.

En el caso de ser afiliado a una AFP, la persona puede solicitar el abrir este tipo de cuenta.

Si la situación es que el cotizante está afiliado por el régimen de previsión antiguo, necesariamente se deberá afiliar a una AFP, aunque sólo para este fin acotado. Por tanto, el cotizante no pierde los beneficios que goza del régimen antiguo.

La Cuenta de Ahorro de Indemnización AFP es única, por tanto, si la persona mantiene varios empleadores en un periodo, todos ellos deberán pagar sus aportes obligatorios en la misma cuenta.

Resguardo para los trabajadores
El objetivo de capitalizar en este tipo de cuenta es entregar al trabajador de casa particular un resguardo de indemnización ante todo evento en caso de que sea despedido o se decida poner término al contrato de trabajo de forma anticipada.

El trabajador tiene derecho a estos montos cualquiera sea la causa de despido detrás de su finiquito.

Por su naturaleza de fondo de capitalización, la Cuenta de Ahorro de Indemnización también se expresa en cuotas ya que integra la rentabilidad obtenida por la inversión de ese dinero en los fondos de las AFP. Hay que hacer la salvedad de que el trabajador puede mantener sus montos capitalizados en un máximo de dos fondos diferentes.

En caso de no asignar las inversiones en un fondo específico, por defecto esos montos serán invertidos en el fondo C.

Este tipo de cuenta no tiene restricción de edad y el afiliado puede elegir el fondo que desee para invertir.

Los objetivos del ahorro de indemnización

Como una forma de resguardar los intereses de los trabajadores de casa particular, el objetivo del ahorro de indemnización en los fondos de AFP es brindar apoyo concreto en caso que sea despedido, o cuando se decida poner fin al contrato de trabajo anticipadamente. Una herramienta que se ha masificado en su uso, llegando cada vez a más personas.

De esta forma, la prioridad que se desliza es la de entregar los montos que por derecho tiene el trabajador cesado de funciones, independiente de la causa del despido o término de funciones, los cuales son retirados de los fondos de ahorro obligatorios del empleador.

La ventaja es que el afiliado puede elegir el fondo que desee para invertir, con la salvedad de mantener sus montos capitalizados en un máximo de dos fondos diferentes. Por ser un pago mensual, asume también los conceptos de rentabilidad.

 

Lo que debes saber sobre el Retiro de Fondos de Indemnización en AFP

30Los trabajadores de casa particular que sean despedidos de sus puestos de trabajo tienen derecho, independiente de la causa que dio origen al cese de funciones, a cobrar una indemnización a todo evento que llega hasta los 15 días de sueldo imponible por cada año trabajado, con un tope de 11 años.

Para que el empleado pueda recibir este beneficio, el empleador se encuentra obligado a desembolsar de sus fondos un aporte equivalente al 4,11 por ciento de la remuneración imponible del trabajador. Este monto se cotiza con la AFP donde se encuentre afiliado el empleado.

En caso de que éste pertenezca al IPS, se dará apertura a una cuenta especial en la AFP que el trabajador determine, sin necesidad de que deba cambiarse desde el sistema de reparto antiguo. Allí el empleador pagará exclusivamente el aporte destinado a esta indemnización.

Si se da la situación de no pago de este beneficio social, el empleador arriesga la sanción con una multa administrativa. Esto no lo eximirá de la obligación de pago por este concepto.

Hay que recordar que en el momento en que el trabajador sea despedido o el empleador decida dar término al contrato de trabajo, se debe suscribir un finiquito que debe constar por escrito y ratificado por el trabajador ante un ministro de fe.

¿Qué hacer si el finiquito no se entregado al trabajador?
Cuando por diversos motivos el empleador no entrega el finiquito al trabajador, éste puede concurrir a la Unidad de Atención de Público de la Inspección del Trabajo y realizar una declaración jurada ante un ministro de fe.

¿Qué documentos debe reunir el trabajador?
Aquel trabajador sin finiquito y que necesite la declaración jurada ante la Inspección del Trabajo debe presentar:

- Cédula de Identidad.
- Copia de contrato (de contar con él).
- Cartola histórica de cuenta de ahorro de indemnización AFP.

Temas a considerar en torno al fondo de indemnización en AFP

El fondo de indemnización es el que por derecho tiene un trabajador cuando es cesado de sus funciones, independiente del motivo. Este elemento en las AFP tomó mayor relevancia cuando se amplió hacia los trabajadores de casa particular.

Ellos tienen cobertura a obtener hasta 15 días de sueldo imponible por cada año efectivo de trabajo, con el tope de 11 años, dinero que saldrá del fondo del empleador, equivalente al 4% de la remuneración imponible del trabajador. El monto es traspasado a la AFP a la que está afiliado.

Si no hay finiquito de por medio, el trabajador aludido debe dar cuenta de la situación en la Inspección del Trabajo y realizar una declaración jurada ante notaría. Para ello debe presentar su cédula de identidad, cartola de ahorro de indemnización AFP y contrato, en caso de contar con él.