Cómo ahorrar al comprar muebles

Cuando hablamos de cambiar de casa y de muebles, la palabra “costos” viene inmediatamente en nuestras mentes. Sin embargo, hay muchas maneras de ahorrar dinero aún cuando necesitas comprar muebles nuevos.

Te dejamos con algunos consejos que harán toda la diferencia en la hora de amueblar su casa: compra

Sepa bien lo que necesitas

Nadie debe ir de compras con un presupuesto limitado y terminar comprando por impulso. Establezca una buena idea de lo que usted necesita y establezca un presupuesto para ello. Haciendo esto, estarás tranquilo para  mirar las opciones en lugar de correr de tienda en tienda y tal vez acabar comprando algunos muebles sólo porque el proceso de compra te dejo agotado de energía.

Ser simpático con el vendedor

Ese consejo vale la pena sea para comprar muebles de cocina o un automóvil nuevo. Tratar al vendedor como su amigo en lugar de un oponente que necesita ser conquistado, puede ser el camino de obtener algunos buenos negocios en las compras. El vendedor está allí para vender, usted está allí para comprar y lo único que falta es la confianza mutua.

No estamos hablando de confianza ciega, pero si intentar construir una “buena onda”. Usted puede ser agradablemente sorprendido cuando encuentres lo que estaba buscando, con un precio aún mejor.

Mira las promociones

No es novedad que ahorras dinero cuando prefiere muebles de cocina que están en promoción, por ejemplo. Y eso vale para todas las compras. Pesquise siempre para tener certeza que los anuncios no son engañosos, especialmente en temporadas como navidad y otras celebraciones.

Compra en outlets y liquidación

Usted encontrará muebles que han sido discontinuado, dañados o devueltos, pero siempre tiene algo muy bueno que le espera y puedes ver muebles espectaculares a precios bajos. El secreto para encontrar los mejores precios en estos lugares es ir allí muchas veces, porque nunca sabes lo que puedes encontrar.

Pesquise y aprenda a negociar

Hay muchos vendedores que están dispuestos a negociar el precio. Usted tendrá que hacer algún trabajo y pesquisar sobre como negociar, pero las recompensas valen.

Nunca es demasiado pedir de forma educada. Esto también ayuda a saber lo que quieres. En el caso de los muebles usados, por ejemplo, la negociación es hasta algo esperado por el vendedor.